Adhesió a la vaga i manifestació pel medi ambient Adhesió a la vaga i manifestació pel medi ambient
El nostre planeta es troba en un estat d’emergència que posa en perill el futur de les joves. La irresponsabilitat dels grans poders governamentals... Adhesió a la vaga i manifestació pel medi ambient

El nostre planeta es troba en un estat d’emergència que posa en perill el futur de les joves. La irresponsabilitat dels grans poders governamentals i empresarials que estan fent malbé el planeta a través de les seves polítiques i actuacions, estan causant un dany irremeiable. A més, cal sumar el fet que el consumisme a les societats occidentals és imparable i s’estan generant tones de residus que trigaran dècades perquè es descomponguin.

És per això, que des de l’AJEC ens adherim al manifest i convocatòria de vaga de la organització juvenil Fridays For Future i instem a totes les estudiants a unir-se per fer front a l’emergència climàtica que ens està enverinant i matant.

Ens veiem el divendres 15 de març a les 12h a Plaça Universitat. Salvem el planeta!

 

Manifest de Fridays For Future Barcelona:

Las generaciones en el poder están robando nuestro futuro. Nuestras sociedades se encuentran en una situación de emergencia colectiva a causa de las crecientes extinciones, el colapso climático y otros daños socioambientales. Es urgente poner freno al crecimiento ilimitado en un planeta finito. Ante esta situación, bebés, niños y jóvenes nos encontramos condenados a una dura inestabilidad social y ecológica. ¿Qué sentido tiene planear un futuro?

La emergencia climática es innegable. Según el último informe del IPCC nos quedan solo 11 años para evitar la catástrofe climática y limitar la subida de la temperatura media mundial a 1,5ºC. Nos encontramos en una situación de emergencia mundial en la que las generaciones en el poder no están a la altura de dar soluciones contundentes.

Quienes más gases emiten son quienes más se lucran de ello; y quienes más sufrimos las consecuencias de eso vivimos a merced de su lucro. No todo vale para plantarle cara a esta crisis. Queremos alertar de la amenaza de las falsas soluciones como el comercio de emisión o el fracking. Los verdaderos problemas son la falta generalizada de honestidad y voluntad política, educativa y mediática, y no de la falta de salida.

El miedo no nos ha vencido. No nos resignamos al desastre. En los últimos meses, jóvenes de todo el mundo hemos alzado nuestras voces ante esta amenaza. Hemos decidido salir a las calles, cada viernes, para exigir el derecho de todos los seres vivos a la vida digna, nuestro derecho a poder pensarnos sin imaginarnos huyendo de las olas de calor extremas, huracanes o inundaciones. Nos atrevemos a hablar de emergencia climática. Nos atrevemos a decir lo que no se quiere oír. Queremos la vida. Porque somos generaciones globales sin futuro, alzamos nuestras voces cada viernes reclamando justicia ambiental. Juntas construimos viernes de desobediencia, viernes de esperanza, viernes de justicia climática, viernes de revolución por la vida. Nos rebelamos porque no podemos soñar nuestro futuro más próximo fuera de una pesadilla. Nos levantamos por luchar por tenerlo. Queremos la vida.

Ens obliguen a molestar-te amb l'obvietat que aquest espai web utilitza cookies. Més informació

ACEPTAR
Aviso de cookies